Esto es lo que pasa si combinas sexo y alcohol

Por
 En Salud sexual

Las fiestas y los eventos con los amigos o la familia de estos días nos hacen tomar alguna copa de más.

El alcohol es muchas veces un indispensable de nuestra dieta de Navidad, y prácticamente no sabemos nada de él.

En BIENERGY vamos a desmitificar algunas relaciones entre sexo y alcohol que debes conocer para que actúes adecuadamente.

Qué le pasa a tu cuerpo si mezclas alcohol y sexo

La primera regla: ¡mezclar es malo! Dicho esto, primero hay que entender qué pasa cuando ingieres alcohol: tu organismo absorbe las moléculas del alcohol y las transporta en la sangre como un nutriente más.

Aunque se traslada a todas las partes de tu cuerpo, es en tu cerebro donde actúa.

Provoca que varias zonas del mismo se “duerman” y tengas, como consecuencia, una borrachera (o “el puntillo”, según cuánto tomes).

Como hemos dicho muchas veces por nuestro blog, el cerebro es el órgano sexual más poderoso.

Si se altera (ya sea para bien o para mal), conseguiremos ciertas consecuencias ahí abajo. Por eso mismo, es importante que conozcas la relación entre alcohol y sexo.

El alcohol nos desinhibe, pero todo en exceso es malo

En el mundo de la fiesta, hay una fina línea entre ser el rey del sarao y hacer el ridículo.

Como nuestro cerebro está parcialmente dormido a causa de la ingesta de alcohol, nos encontramos más seguros de nosotros mismos y podemos hacer “locuras” que estando sobrios no haríamos ni de broma.

También reduce en buena medida la ansiedad y el estrés de forma momentánea, por lo que nos vemos más seguros de nosotros mismos y más desinhibidos a la hora de ligar.

El alcohol NO es un afrodisíaco…

Como hemos dicho antes, el alcohol anestesia ciertas zonas de tu cerebro que controlan tu raciocinio y, en buena medida, tu sentido del ridículo.

Que nos sintamos más alegres y dispuestos al ligoteo es una cosa, que el alcohol sea un afrodisíaco, todo lo contrario.

…aunque puede que te excites al tomarlo…

Ese puede hay que cogerlo con pinzas. La excitación al tomar alcohol es una respuesta fisiológica de nuestro organismo.

Para evitar la intoxicación por beber, nuestras venas se ensancharán, lo que provoca un mayor flujo de sangre hacia ciertas zonas. Por eso mismo, facilitan la circulación hacia los genitales.

Por otra parte, esta excitación será momentánea, por lo que mantenerla a lo largo del tiempo es complicado.

…pero no lo suficiente

Cuando bebes, tu cerebro se lía. Esto implica que no relacione el deseo sexual con la necesidad de excitarse.

Como tu Sistema Nervioso Central está un poco tocado, no transmite correctamente la información y hace que los deseos se desequilibren con la excitación.

Es decir, tu cuerpo no entiende que tener deseo sexual y estar excitado tienen que ir de la mano.

Peores erecciones y menos lubricación vaginal

Es de sabiduría popular que el alcohol baja la erección. Una menor respuesta a los estímulos hace que el nivel real de excitación que tenga tu cuerpo sea muy bajo.

Esto no quiere decir que no puedas tener una erección. Sin embargo, no estarás al 100%.

En el caso de las mujeres, también puede ser perjudicial. La bebida reduce la hidratación de nuestro cuerpo, por lo que disminuye la cantidad de lubricación vaginal que genera nuestro cuerpo al estar excitadas.

Como hemos visto, la mezcla de alcohol y sexo puede ser a veces más un problema que una solución.

Sin embargo, para muchos hombres es casi obligatorio beber alcohol en sus fiestas, ya sea por gusto o por compromiso.

A causa de esta necesidad, en BIENERGY diseñamos nuestra píldora pensando en ellos.

BIENERGY puede tomarse con alcohol, garantizando una alta efectividad.

Sus 12 componentes naturales hacen de nuestra píldora una de las pastillas para el sexo más eficaces del mercado, y su compatibilidad con alcohol hace que muchos la elijan para sus relaciones cuando salen de fiesta.

 

Esto es lo que pasa si combinas sexo y alcohol
4.5 (90%) 8 votes

Últimas entradas