Relación entre la disfunción eréctil y la forma de andar

Por
 En Noticias

¿De verdad existe una relación entre la disfunción eréctil y la forma de andar? Lo cierto es que, según un estudio realizado por la Asociación para la Investigación en Disfunciones Sexuales en Atención Primaria (AISD-AP), estamos ante un problema que afecta a más del 40% de los hombres en España.

Pero esto no es lo único, sino que este estudio vincula este problema con la forma de caminar.

La forma de andar y la disfunción eréctil: ¿qué hay de cierto en todo esto?

La disfunción eréctil es un trastorno que se refiere a la incapacidad para poder mantener o conseguir una erección firme que posibilite realizar el coito de manera satisfactoria.

Por ello, es importante saber cuándo se produce de forma puntual o mantenida, para saber si estamos ante un problema serio.

Pero ahora, los investigadores han confirmado que depende mucho de tu zancada. Tal y como lo oyes.

Concretamente, investigadores japoneses midieron la longitud del paso y la distancia a la que levantaron los pies 324 hombres al caminar; y los resultados demostraron que los hombres con zancadas más pequeñas tenían mayor probabilidad de sufrir impotencia que los que daban zancadas más largas.

Este estudio viene a decir que, si al andar das zancadas pequeñas tienes más probabilidad de sufrir una disfunción eréctil.

Esto es así debido a que los músculos de la pelvis son muy importantes para obtener y mantener una erección.

El doctor Shingo Hatakeyama, de la Universidad de Hirosaki, en su estudio ha detallado que “la fuerza muscular y la flexibilidad de esta zona pélvica y las piernas son factores clave para la disfunción eréctil”.

Y no solo eso, sino que además puede ser causado por la debilidad de los músculos.

Entre los distintos candidatos del estudio, se demostró que había diferencias en factores como el equilibrio, la flexibilidad y la fuerza muscular.

Pero, según el urólogo Raj Persad, también se podía atribuir a la debilidad de los músculos del suelo pélvico; existiendo una correlación entre ambos.

¿Qué se recomienda? Una de las cosas más importantes es hacer ejercicio para un buen funcionamiento. Por lo que se ha demostrado que los hombres que practican ejercicio con regularidad tienen menos probabilidad de sufrir esta afección.

Por tanto, ahora que conoces esta relación, no dudes en empezar a practicar ejercicio de manera regular.

Ten en cuenta que te ayudará a reducir los niveles de estrés, que también puede hacer que tengas impotencia.

¿Te ha sorprendido este estudio? ¿Qué opinas?

Últimas entradas