La impotencia sexual y su relación con la edad

La mayoría de los hombres tienen dentro de sus mentes un gran pánico quedarse impontentes. La disfunción eréctil y otros problemas asociados (el temido gatillazo) viajan por el pensamiento de muchos hombres antes de tener relaciones sexuales. El alcohol, el estrés, la edad… siempre se encuentra alguna excusa en caso de no tener erecciones duras y potentes y padecer impotencia sexual.

En BIENERGY somos muy conscientes de este asunto, no en vano trabajamos para solucionarlo. Nuestro potenciador sexual natural, indiferentemente de la edad, proporciona erecciones fuertes y gran apetito sexual. Sin embargo, no todos toman BIENERGY y muchos hombre se preocupan de que la edad sea un factor determinante a al hora de tener erecciones y relaciones sexuales placenteras. Por eso, hemos redactado este artículo para que conozcas los problemas de impotencia asociados a la edad.

Impotencia a los 20 años: en la juventud también se sufre

“Chavales, cuidado con los cubatas”. Esta podría ser, dicho mal y pronto, la recomendación clave para este grupo de edad. La ingesta excesiva de alcohol etílico incrementa la probabilidad de sufrir impotencia sexual a los 20 años. El alcohol distorsiona la realidad y afecta al sistema nervioso central. ¿Qué implica esto? Nuestro cerebro recibe instrucciones confusas y no siempre acertadas. Por eso, tomar mucho alcohol, ya sea de forma continuada u ocasional, puede generar que tengas impotencia a los 20 años

Si crees que el alcohol te permite estar más desinhibido y mejor en la cama, te equivocas. Beber en grandes cantidades, aparte de darte resaca al día siguiente, disminuye tu impulso sexual. También, según un estudio, la impotencia sexual afecta a cada vez más jóvenes, por lo que es parece ser un mal que se está extendiendo gradualmente. Sin embargo, recuerda que BIENERGY se puede tomar con alcohol por si tienes la necesidad y ocasión de pasártelo bien una noche.

Eh, pero no queremos echarle toda la culpa al alcohol. Eso de que los jóvenes solo saben estar de fiesta está muy trillado. La falta de experiencia también puede jugarnos malas pasadas, ya que puede tener resultados inesperados. La media de pérdida de virginidad en España ronda los 20. Así, no es raro encontrar gente de esa edad que aún no haya practicado sexo. De ser así, en BIENERGY recomendamos que lo hagas con quien te sientas a gusto verás cómo todo va como la seda. Eso sí, recuerda usar protección.

Aumenta el número de impotentes a los 30 años

Con la treintena llegan cosas buenas y malas. Cumplir los 30 es una cosa para la que pocos hombres estamos preparados. A mucha gente empieza a caérsele el pelo, te das cuenta de que no trabajas en lo que habías estudiado, tus amigos empiezan a tener hijos… en fin, un desastre. La disfunción eréctil a los 30 suele tener una causa más psicológica que física. El estrés, la ansiedad o el miedo a decepcionar a nuestra pareja son una causa común de la impotencia a los 30.

Pese a esto, te recordamos que no todo en el sexo es penetración, por lo que pasar un rato en la cama con tu pareja puede relajarte para que tengas erecciones duras a los 30. Recuerda que el estado mental es fundamental para practicar sexo de forma placentera. También debes hacer deporte y tener una vida sana. La treintena puede ser el punto de no retorno para tener barriga cervecera, así que sal a correr, juega a fútbol… es importante que te levantes del sofá. 

La crisis de los 40 también afecta a la impotencia sexual

La vida no para y ya tienes 40 tacos. Niños, con pareja estable, un trabajo decente… o no. Da igual. El caso es que ansías comprarte una moto o un deportivo. Tu cuerpo ya no es lo que era y no se puede decir que estés ya hecho un chaval. Sin embargo, en la cama deberías seguir rindiendo y no rindiéndote. A esta edad se acentúan los problemas de estrés que veíamos antes, por lo que es cada vez más común padecer de impotencia a los 40. Según un estudio realizado en Argentina, a partir de los 40 perdemos alrededor de un 1% de la producción de testosterona al año. Esto implica menor deseo sexual, lo que acaba en impotencia.

Si cuando tenías 30 te recomendamos cuidarte, a los 40 ya es O-BLI-GA-TO-RIO. Se acabó eso de desayunar todos los días café, tostadas y magdalenas. Saluda a tu amiga la fruta. A esta edad ya empiezan a asomar los primeros problemas de hipertensión y azúcar. También ten mucho ojo con las pastillas. Muchos medicamentos, sobre todo los antidepresivos y los antihipertensivos, causan bloqueos en los centros de generación de testosterona. Recuerda que nuestro potenciador sexual natural puede tomarse aun padeciendo enfermedades cardíacas o diabetes, por lo que BIENERGY es muy recomendable en estos casos.

La impotencia a los 50: la realidad y el mito

Llegar a los 50 es como anunciar el Apocalipsis para nuestra libido. Parece que durante el medio siglo ya hemos superado la etapa de fogosos pero aún no llegamos a la de viejos verdes. Eso nos deja como si fuéramos plantas de interior; como si pasáramos esta etapa sin pena ni gloria en el campo sexual. Según ves por la tele, todos los hombres van a tener impotencia a los 50. Mal de muchos… ¡pues no! En BIENERGY te aseguramos que una erección potente no depende de la edad sino del buen estado de tu organismo.

Antes hemos asegurado que la testosterona baja un 1% año, aproximadamente. Eso nos deja con que recién cumplidos los 50, tenemos un 10% menos de esta hormona en nuestro organismo. Sería lo correcto si no potenciáramos que se genere. Así, la recomendación de hacer deporte, comer bien y tener buena calidad de vida sigue vigente. Es en esta etapa, más que nunca, cuando recomendamos que saques fuerzas de flaqueza y desees a tu pareja más que nunca. Tener relaciones sexuales a los 50 favorece también la producción de testosterona, así que ten sexo cada vez que puedas.

Ser impotente a los 60 años no tiene que ser un dogma

A muchos de tus amigos ya les llaman ‘abuelo’ y tú sigues preocupado en tener erecciones duras. Bien, no está mal. Esa es la actitud. Ya a los 60 surgen problemas en los huesos y en la próstata, así que tener impotencia se vuelve mucho más común. Sin embargo, es un mal siempre posible de combatir. Sal a andar (¡o a correr!) come más fruta y verdura, deja el tabaco y el anisete de por las mañanas… todo lo que mejore tu cuerpo, mejorará tu salud sexual.

Que a los 60 ya no existe el deseo es una vil mentira. Mucha gente aprovecha la jubilación para probar cosas nuevas. Viajar, saltar en paracaídas, aprender idiomas… ¿por qué no probar nuevos aspectos de nuestra sexualidad? Los juegos sexuales son una fantástica idea para divertirse más en la cama, y es una buena idea para combatir la impotencia sexual a los 60.

Sexo para mayores de 70: no hay impotencias que valgan

La edad no perdona. Es natural que todos los cuerpos se deterioren con el paso del tiempo. Eso sí, hay formas y formas de envejecer. O si no que se lo digan a esas personas mayores que corren maratones, suben montañas y nadan durante horas. En BIENERGY pensamos que la vejez es una actitud, así que todo está en nuestra cabeza. 

A pesar de las enfermedades, traumatismos pasados -problemas de cadera, ciática, etc.- y demás afecciones, tomar nuestra Viagra natural puede ser un remedio sin efectos secundarios que harán que recuperes el deseo sexual y unas erecciones potentes a los 70 años y más.

Como hemos visto, la impotencia sexual es un mal que aflije a muchos hombres de todas las edades. La disfunción eréctil no entiende de años, solo de cuerpos sanos y cuerpos que no lo estén. Por eso, en BIENERGY siempre apostamos por lo natural y lo saludable. A causa de eso hemos desarrollado una Viagra natural compuesta por 12 plantas afrodisíacas clínicamente testadas. Su poder hará que sientas de nuevo el placer del sexo y revivas esas noches de pasión. Solo necesitas esperar unos 40 minutos para tener una erección potente a los 20, 30, 40… da igual tu edad. Nuestro potenciador sexual 100% natural trabaja en todos los aspectos de la mejora en la salud sexual masculina, por lo que es un remedio estupendo para la impotencia sexual.

Imagen extraida de Freepik

Últimas entradas