Mi hijo me ha pillado teniendo sexo: ¿Cómo reaccionar?

Por
 En Consejos sexuales

Que un hijo te pille teniendo relaciones sexuales puede ser una situación tan vergonzosa como inolvidable. Pero también es algo natural que puede ocurrir. Por mucho que tengamos cuidado, puede que un día, simplemente, suceda. Pero, ¿cómo reaccionar si mi hijo me pilla teniendo sexo?

Cómo reaccionar si un hijo te pilla teniendo sexo

En estas semanas que estamos sufriendo de aislamiento por el coronavirus en España, puede ocurrir que toda la familia esté en casa y se produzca un desliz. Es decir, que tengas relaciones sexuales y que tu hijo te pille.

No deja de ser un momento incómodo y vergonzoso, pero también es algo natural. Lo primero, es estar preparado para cuando eso ocurra, porque puede pasar.

Asume que es una situación incómoda para ambas partes. Lo mejor que puedes hacer es no generar más incomodidad todavía. Piensa que tu hijo no va a tener ningún trauma, dado que a él no lo ha traído la cigüeña.

¿Y si el hijo es pequeño? En ese caso, es habitual que piense que sus padres se estaban dando cariño y la cosa se quede ahí. Por lo que, en ese punto, no tendrías de qué preocuparte.

Si el hijo está en una edad más complicada, preadolescente, puedes aprovechar para hablarle de educación sexual. Es un momento que algún día tenía que llegar, y puede que sea ese. Explícale qué es hacer el amor.

También es importante tomar alguna que otra medida para que no vuelva a ocurrir, dado que, aunque es natural, no es agradable que suceda. Por ello, vela por tu intimidad y por la de tu hijo. Dile que, antes de abrir la puerta de tu habitación, pete. Para así respetar tu intimidad y tu espacio (y dile que tú harás lo mismo).

Ten en cuenta que aunque tengas a tu hijo en casa contigo, eso no es un impedimento para seguir disfrutando de tu vida sexual. Simplemente ten cuidado e intenta que no pase o que no vuelva a pasar.

Si puedes pasar la llave de tu habitación mucho mejor. Es una forma de asegurarte de que tu hijo no podrá entrar aunque quiera. Y, si necesita algo, sales, abres la puerta y listo.

También puede que desconfíe de que estás teniendo relaciones sexuales si ve que tienes la puerta cerrada con llave. Pero siempre es mejor eso a que te pille con las manos en la masa, ¿no crees?

Últimas entradas