El masaje erótico: un gran preliminar

Por
 En Salud sexual

El masaje erótico es una práctica sexual que nos puede reportar muchos beneficios a nuestra vida en pareja. Culmine o no con el sexo, es un gran preliminar que nos puede poner al tope en cuestión de minutos. ¿Qué mejor que sentir la manos y el cuerpo de nuestra pareja alrededor del nuestro? ¿Cómo no excitarse con nuestra pareja envolviéndonos con su suave piel de seda? Un buen masaje erótico puede ser la puerta de muchas cosas, no es necesario recurrir a un profesional para recibirlo. Con las claves que te damos en BIENERGY, siempre preocupados por tu sexualidad, podrás dar un masaje sensual de forma que tu pareja se vuelva loca.

Claves para dar el mejor masaje erótico

Un buen masaje tiene que ser como una buena pizza. Han de usarse las manos de forma recurrente y calentar la temperatura del horno de forma gradual. Con esto no queremos decir que metas las manos en el «horno» demasiado pronto. Aléjate de ahí en principio. Lo primero para dar uno de estos masajes es que tu pareja esté dispuesta a recibirlos (eso por supuesto). ¿Cómo hacer que se vea más predispuesto/a? Prepara una ambientación acorde. No hace falta que viajéis al Lejano Oriente para darle un toque místico y exótico al masaje. Solo necesitas unas cuantas velas aromáticas, unas cortinas rojas y un poco de orden en la habitación. También, para mejorar el masaje, lo ideal sería tener un bote de aceites para masajes.

Cómo dar un buen masaje erótico

Una vez tengas a tu pareja, dile que se desnude (hasta donde quiera, las otras partes de la ropa se le irán «cayendo» conforme pase el tiempo) y haz que se tumbe en la cama (o donde elijas dar el masaje). Lo primero es conseguir una relajación completa. Para ello, tienes que destensar los músculos de su cuerpo. Empieza haciendo un suave masaje de hombros. Detente en cada paso y en cada movimiento, recuerda que esto debes hacerlo sin prisa.

Firme pero delicadamente, has de amasar los hombros desde estos hacia el cuello. Una vez estén totalmente relajados, pasa a relajar la espalda. Para realizar este paso, has de ser extremadamente delicado, ya que debes pasar con suavidad los pulgares por los laterales de la columna. Repite este proceso varias veces y ya tendrás el tren superior de tu pareja totalmente relajado. Procede a continuación con un suave masajeo en los muslos y luego en los gemelos, a base de presiones con los pulgares.

En cuanto notes que tu pareja se encuentra totalmente relajada, ya puedes decirle que se dé la vuelta para que esté boca arriba.

El momento de caldear el ambiente

Después de que tu pareja se haya dado la vuelta, comienza poniendo las manos planas sobre su pecho y masajéalo con suavidad. El objetivo de esta parte no es eliminar tensión sino excitar al máximo a tu pareja. Ve bajando hacia sus caderas con suavidad y haciendo suaves presiones. Una vez en sus genitales, masajéalos y mastúrbale un poco (¡pero no te pases!). Tras esta parte de gran intensidad, baja hacia sus piernas sin dejar la calidez del resto de su cuerpo. Una vez hecho esto, tu pareja se encontrará totalmente excitada y lista para lo que queráis…

Ten en cuenta que el masaje erótico es un preliminar muy recomendable para paliar problemas como los problemas puntuales de erección. Sin embargo, si quieres un remedio más efectivo para la disfunción eréctil, prueba con BIENERGY. Nuestra píldora 100% natural hará que tus noches de pasión se vuelvan mucho más fogosas. El masaje erótico es un complemento ideal para BIENERGY, ya que puedes darlo en los 40 minutos que tarda BIENERGY en hacer efecto. Después, ¡solo tendrás que disfrutar!

Últimas entradas