Las posturas sexuales más placenteras para mujeres

Por
 En Salud sexual

Las mujeres y los hombres tienen zonas erógenas distintas. Esto sumado a las concepciones sociales hacen que tengamos gustos diferentes en función de tu género.

Nosotras tenemos una forma de ver la sexualidad cada vez más abierta, por lo que nos atrevemos a cruzar fronteras más lejanas. Si estás leyendo esto y eres una mujer, imagínate hacer estas posturas sexuales. Si por lo contrario, eres un hombre, ve tomando nota de las recomendaciones que hacemos en BIENERGY.

Las posturas sexuales más placenteras para las mujeres

Ojo, en este artículo queremos advertir que las posturas sexuales para mujeres que proponemos son genéricas. ¿No has tenido el placer que esperabas? ¿Tu pierna no se alza tanto? ¡No te preocupes!

Las relaciones sexuales deben adaptarse a los gustos y características físicas de cada cual. No os encasilléis y haced que todo sea lo más natural posible. Hecha esta advertencia, veamos las mejores posturas sexuales para mujeres.

1. Al borde de lo imposible

En esta postura, ella deberá situarse en el borde de la cama boca arriba (o boca abajo, como más te guste). Él estará de pie y podrá penetrar con todas las facilidades del mundo.

Permite la penetración profunda, por lo que es una posición muy placentera para ambos. Eso sí, si él la tiene muy grande deberíais tener cuidado ya que puede llegar a hacerte daño.

2. La cowgirl

Esta es una de las posturas sexuales más recurridas y placenteras, tanto para ella como para él. Con el hombre tumbado boca arriba, ella solo tendrá que sentarse y cabalgar.

Por supuesto, también adminte una versión a la inversa; en ambas tú tendrás el control mientras él solo puede mirar (o hacer otras cosas con los dedos, tú me entiendes).

3. El enrosque

Ojo con esta, porque puede parecer compleja pero luego no querrás que él pare. Tienes que ponerte de costado y de espaldas a él. Una vez hecho esto, enrosca la pierna que tengas arriba en su cintura y dile que te penetre.

Aunque él tenga que sudar la gota gorda e igual a ti te dé un tirón si no has calentado lo suficiente, el esfuerzo merecerá la pena.

4. El loto

Ya comentamos sobre esta postura en nuestro artículo sobre posturas sexuales para hombre. Es tremendamente placentera para ambos, por lo que es un win-win. Él tendrá que sentarse con las piernas cruzadas. Una vez hecho esto, tú tendrás que «ponerte encima» y abrazarle.

El vaivén de placer que sentiréis será tremendo, ya que además de la penetración os veréis mutuamente y podréis tocaros con las manos o besaros. Un obligado en vuestro día a día.

5. Un (buen) cunnilingus

Qué decir con esto. El sexo oral es una de las formas más geniales de llegar al orgasmo para nosotras. Esto es debido a que estimula tanto el clítoris como la vagina y, claro está, tampoco hacemos mucho esfuerzo en este momento tan placentero.

Así que ya sabes. No tengas miedo a decirle que se «baje al pilón» y te dé alguna alegría con su lengua. Puede tocarte alguno que lo haga mal… pero practicando se aprende.

6. Alguna de las versiones del misionero

El misionero es como los pantalones vaqueros: son ideales con todo y siempre has de tener unos en tu fondo de armario. Pero para qué quedarse con lo básico.

Innova en esta postura. Introducid juguetes, juegos, algún pañuelo para tapar los ojos… lo que estéis dispuestos a admitir.

7. La que más te guste

Seguro que hay una postura sexual para mujer o una variación que te lleva al cielo. Aunque está bien probar cosas nuevas (y es más que recomendable), lo mejor es estar como te sientas más cómoda.

El sexo, al fin y al cabo, es algo divertido y placentero. Haz lo que más te guste y lo que más le guste a él. Ambos disfrutaréis mucho más si estáis en un entorno 100% confortable.

.

Últimas entradas