¿Qué es el sexting? Claves para hacerlo bien

Érase un hombre a un smartphone pegado. Así se puede definir la vida moderna, incluso en las relaciones de pareja. Los servicios de mensajería instantánea permiten que estemos conectados las 24 horas del día; la distancia ya no es un problema para las parejas.

Al margen de las ventajas comunicativas que pueden ofrecer las nuevas tecnologías, abre un nuevo mundo de posibilidades en temática sexual, estamos hablando del sexting.

¿Qué es esto del sexting?

Esta nueva práctica consiste en enviarse mensajes o archivos subidos de tono, para excitar a nuestra pareja. Es una idea que se realiza muchas veces por gente joven, por su afinidad con la tecnología. Sin embargo, personas de cualquier edad pueden hacerlo, solo necesitan una conexión a internet y buena imaginación. Así pues, en BIENERGY te proponemos varios trucos para mejorar tus encuentros cibersexuales.

Recomendaciones para practicar buen sexting

  • Haz que sea natural. No fuerces la conversación, si tu pareja está hablando sobre los problemas que ha tenido en el banco, no le vengas con mensajes picantes. Deja que la cosa vaya a más poco a poco, piensa como si estuvierais en una cita.
  • Rompe las barreras. El sexting es una forma estupenda de romper el hielo en relaciones que acaban de empezar. Sin embargo, no empieces de forma brusca. Usa el humor como puente, cuenta vivencias divertidas o que condujeran a una conversación de un tono más elevado.
  • Es mejor si ya han mantenido relaciones. Una vez se han tenido encuentros sexuales, ambos miembros de la pareja se sienten más relajados con el otro, así que se pueden hablar de temas antes tabú para darle rienda suelta.
  • Usa el programa adecuado. Es muy común utilizar aplicaciones como WhatsApp os Skype para esta práctica. Sin embargo, los mensajes y archivos de WhatsApp no se borran y las conferencias por Skype pueden ser grabadas. Si te sientes especialmente preocupado por esto, usa apps como Snapchat que borran automáticamente los archivos que se envían.
  • Ten confianza. ¿De qué sirve intentar el sexting si no estás confiado? Si sientes timidez por cualquier motivo, déjalo. No conseguirás nada si no te atreves, prueba a hacerlo cuando estés más relajado en tu relación.
  • Aprende cual es el momento perfecto. Como en la cama, no a todo el mundo le gusta lo mismo. Por eso, busca el instante en el que más le gustaría a tu pareja recibir un mensaje de texto o una fotografía subida de tono. Puede que a alguien no le guste recibir ese tipo de cosas mientras está en el trabajo y a otro le suba la temperatura de forma inusitada.

Advertencias para no meter la pata

Como veníamos diciendo, estamos en una sociedad hiperconectada donde cualquier información puede hacerse viral en segundos. Esto incluye cualquier imagen o vídeo que enviemos a nuestra pareja.

Así pues, en BIENERGY también queremos advertirte de que ambos tengáis cuidado, ya que pueden ocurrir cosas nada deseables.  Por eso, te lanzamos algunas recomendaciones:

  • No lo hagas borracho. El alcohol, como en muchos casos, es muy mal consejero. Vale que puedas estar más desinhibido, pero también dirás cosas que no debes y puede que metas la pata. Simplemente espera al momento adecuado.
  • No seas grosero. Hablar de sexo y sobre lo que te gusta no implica que seas vulgar. Recuerda que el sexting es un divertido e interesante juego sexual. Habla con sensualidad, usa metáforas, asociaciones…crea un espacio erótico virtual.
  • Hazlo siempre con alguien de confianza. ¿Acabas de conocer a alguien en alguna app para ligar y te pide fotos? Está en tus manos hacerlo o no. Si estás dispuesto a dar el paso, pide también un feedback, es decir, que también te envíen fotografías o algún vídeo. Recuerda que la confianza en la otra persona es fundamental a la hora del sexting.
  • Si quieres poner límites, hazlo saber. No caigas en la inercia de la otra persona. Si tú te sientes incómodo al practicar sexting o al enviar fotos y vídeos, comunícaselo a tu pareja. Tampoco es idea de que le eches la culpa de algo, simplemente di que “no me siento cómodo hablando sobre estos temas por un chat”.
  • Cuidado con los archivos. En cuanto le pasas una foto a otra persona, ese archivo ya deja de estar bajo tu control. Sin en consentimiento de tu pareja, no intentes enviar nada a terceros, puede que se acabe difundiendo por toda la red.

En BIENERGY recomendamos siempre explorar nuevos escenarios en el mundo del sexo, y el sexting es una práctica que si se realiza con cuidado, puede ser muy excitante. Sin embargo, para disfrutar al 100% en nuestras relaciones sexuales, a veces no basta con unos mensajes y unas fotos. Simplemente hay casos en los que necesitamos un “empujoncito extra” para alcanzar nuestro máximo potencial. Por eso, nosotros diseñamos nuestras píldoras pensando en las necesidades del hombre de hoy.

Las cápsulas de BIENERGY son totalmente naturales y sin efectos secundarios, y producen erecciones potentes para que tus relaciones sean más duraderas y satisfactorias. Nosotros nos aseguramos de los resultados garantizados, por lo que si no quedas satisfecho, te devolvemos el dinero.

Últimas entradas