Cómo ven el sexo los jóvenes: analizando la sexualidad millennial

 En Salud sexual

¿Prefieren los jóvenes millennial el porno a las relaciones sexuales? Todo parece indicar que es así. Los cambios en la forma en la que se relacionan también afectan a lo más íntimo, porque a pesar de ser de la generación Badoo o Tinder, los millennials parecen los menos interesados por el sexo.

Los millennials prefieren la pornografía a las relaciones

A pesar de que su generación está llena de apps de citas y muchos pasan buena parte del día colgado a ellas, parece que los millennials prefieren ser seres solitarios a tener relaciones sexuales. Estos datos provienen del portal Pornhub, quien afirma que los españoles buscan “maduras” a la hora de masturbarse. Mientras que en otros países triunfan “hentai”, “anal” o “ebony”.

Lo curioso, es que a pesar de tener apps de citas y de ligues por doquier y de poder tener relaciones con las personas que se conocen en dichas plataformas, parece que la población prefiere la pornografía.

Pero no es una tendencia en exclusiva de España. En países como EEUU los adolescentes empiezan a tener relaciones sexuales más tarde. Ha pasado de ser algo que los adolescentes buscaban para tener experiencia y encajar, a algo que carece de más interés. De hecho, también han caído los embarazos en adolescentes.

Otro ejemplo similar lo encontramos en Australia. En este país se realizó una encuesta nacional ‘Australia Talks’ en la que se mostró que el 40% de las personas de entre 18 y 24 años nunca habían tenido sexo.

Si cruzamos el charco y nos vamos a Japón, tenemos que en el año 2015 un informe reciente de la Asociación para la Planificación Familiar en Japón determinó que los japoneses son cada vez más asexuales. Casi la mitad aseguraron en la encuesta que no tenían sexo desde hacía un mes por cansancio o porque no les interesaba. Incluso algunos afirmaron que les desagrada.

El “problema” ha llegado hasta el punto de que ya tiene nombre. Se le conoce como sekkusu shinai shokogun (“síndrome del celibato”). También es una especie de abstinencia colectiva, porque se extiende con facilidad. Al ver que algo no produce interés, pasa a un segundo plano.

Por lo tanto, así están las cosas en España y en otros países del mundo. Los jóvenes están cada vez más interesados por el porno y menos por las relaciones sexuales de verdad. En nuestras manos está cambiarlo, ¿no crees? ¿Qué opinas de esta tendencia?

Entradas recientes
Selecciona una moneda
EUR Euro
USD Dólar de los Estados Unidos (US)
×
PEDIDO REALIZADO