Cómo desarrollar el tacto para mejorar las relaciones sexuales

¿Alguna vez te has preguntado cómo desarrollar el sentido del tacto para mejorar tus relaciones sexuales? ¿Que no? ¡Venga ya!

Como hombre, seguro que te dirán que no piensas nada más que en el sexo. ¡Qué equivocados están!

Tú solo piensas en meterla en caliente, pero el sexo abarca mucho (¡mucho!) más que la penetración.

De hecho, está comprobado que cuando le preguntas a un hombre su percepción sobre el sexo, piensan en la penetración. En el caso de las mujeres, ellas valoran más posibilidades.

Por eso mismo, hoy te recomendamos que valores potenciar el sentido del tacto para mejorar tus relaciones sexuales.

Ya que solo piensas en el sexo, piensa también en hacerlo bien.

Cómo potenciar tu sentido del tacto para disfrutar más con el sexo

Venga, vamos al lío que seguro que tienes prisa.

Seguro que muchas veces has sentido más excitante un beso, una caricia… que cualquier momento de la penetración. ¿Por qué no trasladarlo eso a tu baraja habitual en encuentros sexuales?

El tacto es un gran desconocido, aunque no lo sepamos. Tenemos decenas de zonas erógenas más allá de la otra cabeza.

El tacto hace que las células nerviosas de nuestra piel se activen y se muestren más receptivas, lo que genera un estado de bienestar.

También hay que destacar que los roces, las caricias, etc. generan una situación que hace a nuestra piel más receptiva a recibir más estímulos.

Es decir, cuanto más recibes, más quieres. Casi nada.

De hecho, este es uno de los fundamentos del masaje erótico.

Cómo desarrollar el tacto en la cama

Para desarrollar el tacto en la cama es importante que las relaciones sexuales sean pausadas y realizadas con todo el cariño del mundo.

El tacto se activa con movimientos suaves, pequeños roces. En este punto, te recomendamos que cuentes con una pluma, un pincel… algo que pueda ayudaros a estimular vuestra piel.

Por otro lado, también podéis descubrir zonas erógenas que creíais ocultas, como la espalda, en la parte del tríceps, etc.

¿Quieres probarlo? ¡No pierdes nada!

Últimas entradas